jueves, 4 de marzo de 2010

EL ESTOFADO DEL LOBO

En esta parte de la secuencia didáctica se realizan diversas actividades, en las que están involucradas diferentes habilidades comunicativas (leer, escribir, hablar, escuchar) todas ellas en torno al texto "El estofado del lobo" de la escritora japonesa Keiko Kazsa.
El lobo de este cuento tiene un feroz apetito y un día siente ganas de preparar un delicioso estofado de pollo. Andando por el bosque, el lobo encuentra una gallina, pero se le ocurre que estaría bien engordarla un poco antes de cocinarla para que el estofado sea aún mejor. Pasado un tiempo de alimentarla, llega el día de cazar a la gallina y ésta, sin darse cuenta, le arruina por completo el plan... después de todo, este lobo quizá no sea tan feroz.

A través de estas actividades los niños y niñas, tendrán la oportunidad de poner a prueba hipótesis de interpretación a través de la lectura de imágenes, desarrollar habilidades verbales orales a partir de la narración del texto “El estofado del lobo”, construir esquemas narrativos básicos, trabajar las normas básicas de regulación e interacción oral, disfrutar de la literatura infantil a través de esta hermosa historia, de esta forma se generan condiciones para que los niños y niñas se descubran como lectores.


El compromiso alfabetizador del docente supone que se debe promover el contacto entre niños y textos desde el ingreso al jardín, aunque los niños no lean en forma convencional. Permitiendo que los niños y niñas lean por sí mismos. (MOLINARI: 1998). De esta forma tendrán acceso a la cultura letrada siendo lectores activos al proponer sus hipótesis y a partir de estas darle el significado a un texto.



¿Cómo se llama este cuento?


A cada uno de los grupos se le entrega la fotocopia de la carátula del texto, ellos deben descubrir el título del cuento...

http://www.youtube.com/watch?v=TzaIDv6XYms


Un espacio para analizar

Propósitos comunicativos: Asumiendo que los niños y niñas son lectores activos, se planteó que ellos generarán hipótesis frente al título del cuento, para esto se proporcionó a cada grupo la fotocopia de la carátula del texto. Frank Smith 1980, afirma que en la lectura interactúa la información no visual que posee el lector con la información visual que le proporciona el texto. En este proceso de interacción el lector construye el sentido del texto.
Se puedo evidenciar que son diferentes las formas como cada grupo busca la respuesta al título del texto, algunos observan la imagen y tratan de establecer una hipótesis a partir de esta, mientras que otros generan su hipótesis a partir del texto escrito.

Intervención el docente: La maestra asume un papel pasivo e indaga sobre las diferentes hipótesis a las que llega cada grupo. Permitiendo que sean los niños y niñas quienes llegan a una respuesta.


"El estofado del lobo" Lectura del texto.



En esta actividad se abre un espacio para que los niños y niñas apartir de la observación de las ilustraciones del texto, realicen sus hipótesis de interpretación sobre la historia, estás luego serán contrastadas al realizar la lectura en voz alta por parte de la maestra.



Un espacio para analizar
Propósitos comunicativos: Se presentaron a los niños y niñas las imágenes del texto. De esta manera los niños y niñas elaboraron anticipaciones de la historia que fueron contrastadas posterior a la lectura del texto escrito. Después de la lectura de la historia se abrió un espacio de intercambio sobre lo leído donde los niños y niñas expresaron espontáneamente su percepción sobre la historia y la compartieron con todo el grupo. Al preguntarle a los niños ¿Quien había escrito la historia? muchos respondieron "la profe", "pues tú". Se habló un poco sobre Keiko Kazsa, escritora e ilustradora del texto.
Intervención de la maestra: Permite a los niños y niñas el encuentro con un cuento contemporáneo. Reconoce a los niños y niñas como lectores activos y les permite hacer anticipaciones del texto a partir de sus imágenes. Posteriormente lee el cuento sin interrupciones, adecuando el volumen y tono de la voz a las circunstancias del relato, creando condiciones adecuadas para que los niños y niñas disfruten de la lectura.


La historia se desordenó


En esta actividad, los estudiantes trabajan en forma colectiva, se entrega a cada grupo imágenes del texto para que sean organizadas secuencialmente, teniendo en cuenta el texto leído previamente.

Un espacio para analizar
Propósitos comunicativos: Los estudiantes reconstruyeron la historia, tomaron decisiones, argumentaron y llegaron a acuerdos.


Interveción del docente: Los estudiantes son los protagonistas de la actividad, la maestra plantea la actividad y permite que los estudiantes en sus grupos de trabajo se organicen y trabajen con libertad, sin intervención. La maestra indaga sobre el resultado al que llegó cada grupo.


Preparando una obra de títeres


Los niños y niñas se organizaron en grupos de 5 o 6 estudiantes, lo primero que debían hacer era ponerse de acuerdo sobre el personaje que cada uno representaría, en algunos grupos la elección del personaje fue una decisión sencilla y se llegó a un acuerdo con facilidad. En otros casos la decisión fue más difícil dos o más niños querían representar el mismo personaje y tuvieron que conciliar. Como lo dice Marcel Mauss (1971) conquistar el lenguaje es conquistar el clan, es a través del lenguaje como se reconoce al otro, el niño descubre que no está sólo, nota que el otro puede tener intereses similares o diferentes. Utilizando su voz establecieron una negociación por sí mismos, definiendo el personaje que representarían.







El estofado del lobo en títeres.


Los niños y niñas por grupos presentaron la obra a sus compañeros.







Un espacio para analizar
Propósitos comunicativos
La actividad fue del agrado de los estudiantes. En esta actividad se generaron condiciones para que los niños y niñas pudieran hablar, durante 2 sesiones por grupos prepararon el tema y las intervenciones. La finalidad era representar la historia del texto “El estofado del lobo”, para lo cual debían poner a prueba diferentes clases de interacción, una regulando el trabajo al interior del grupo y otra manejando un discurso narrativo al presentar la historia. Como dice Wittgenstein, el lenguaje ordinario está totalmente en orden. Esas normas se refieren a cuando se puede hablar y cuándo es mejor callar, a quién hablar, de qué temas, que registro es apropiado usar en una situación determinada y cuál no etc.
Intervención del docenteEn esta sesión la maestra estableció el orden en que se presentarían los grupos y se sentó como parte del público, permitiendo que los niños y niñas manejaran la relación al interior del grupo. Después de cada presentación dio un tiempo para que los niños y niñas del público opinaran sobre la intervención de sus compañeros.

2 comentarios:

  1. si puede hacer el favor de publicar este archivo de formato para secuencias dicacticas de bachillerato, solo es un formato que se modifica segun necesidades https://sites.google.com/site/secuenciadidactica2009/

    ResponderEliminar
  2. me encantó la actividad... muy buena ¡Gracias por tu aporte!. Saludos desde Argentina

    ResponderEliminar