jueves, 4 de marzo de 2010

PROBLEMÁTICA


En momentos que el mundo parece dominado por el lenguaje de las armas y la intolerancia, es necesario insistir en el reconocimiento de la palabra como recurso de vida. Tanto la palabra que se escribe y nos permite registrar nuestros sentimientos, vivencias e historia, como la que se lee y nos lleva a viajar en el tiempo, conocer nuevos horizontes, soñar con mundos nuevos y maravillosos.

La lectura y la escritura son dos procesos que siempre han preocupado a los docentes de los primeros años de educación, pero esta preocupación ha estado centrada en la decodificación, en el método o técnica que se debe usar; en el planteamiento de cuál o cuáles son los métodos más adecuados, en subestimar al niño y la niña en su capacidad de comunicar, desconociendo sus conocimientos previos.Por lo anterior es válido preguntarse ¿Existen espacios en la educación inicial de lectura real dentro de la institución que animen al niño y a la niña a convertirse en verdaderos lectores?La lectura de cuentos, mitos, leyendas, fábulas gozan de gran aceptación en el ciclo inicial y es válido, pues los niños disfrutan de esta clase de textos, pero es necesario permitir a los niños y niñas el acceso a otras clases de texto como una forma para que conozcan la diversidad de funciones comunicativas que tiene cada uno. Siendo este un aspecto fundamental en la formación de lectores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario